España, Miércoles 22 de Octubre de 2014
 
  Empresas Colaboradoras
 
tiendas virtuales que funcionan
 
  Actualidad
  Noticias
  Guía Gestión Entidades

  Mundosolidario




20 de junio: Día mundial de los refugiados

Servicio Jesuita a Refugiados


El Servicio Jesuita a Refugiados pide un mayor compromiso

20 de junio: Un día para los que son refugiados todos los días

BARCELONA.– El próximo 20 de junio se celebra por tercer año consecutivo, el Día Mundial del Refugiado, una fecha que nos da la oportunidad de pensar sobre la situación en la que se encuentran millones de personas en todo mundo, que se han visto forzadas a abandonar sus hogares por un temor bien fundado de persecución. Aunque el concepto se refiere a los 20 millones de personas que han conseguido abandonar su país de origen, cada vez más debemos incluir también a todas aquellas que, sin haber podido traspasar las fronteras, viven dentro de su propio país como desplazados internos, como es el caso de otros treinta millones de personas.

En uno y otro caso, refugiados y desplazados, son aquellas personas que han tenido que abandonar sus hogares. Unos, los desplazados, a otras zonas del país; otros, los refugiados fuera de las fronteras nacionales.

Este año, la jornada se ha dedicado a los refugiados jóvenes con el lema oficial “Refugiados jóvenes, construyendo el futuro”. La decisión de prestar atención a este grupo de refugiados particularmente vulnerable es significativo e importante. Según el ACNUR, juventud es un concepto que reúne a personas entre 13 y 25 años – adolescentes y aquellos que empiezan su adultez. Este grupo de edad enfrenta peligros específicos y es especialmente vulnerable durante los tiempos de guerra y conflicto, que, de lejos, es la principal causa del desplazamiento.

Jóvenes refugiados

“Cuando un conflicto se cierne sobre una nación – recuerda el director internacional del SJR, Lluis Magriñà –, provocando un desplazamiento a gran escala, normalmente la educación de los jóvenes queda interrumpida, a veces privando a toda una generación de lo que es un derecho básico”.

La juventud refugiada también se enfrenta a otros peligros asociados a los medios en conflicto: se les separa de sus familias, o peor, quedan traumatizados por la pérdida de padres, hermanos… Pueden ser víctimas de explotación, abuso sexual y violencia, lo que deja profundas cicatrices muy difíciles de curar.

Reclutamientos forzosos en grupos armados o trabajos forzados son también algunos de los peligros particularmente asociados con los jóvenes, a pesar de los tratados y convenciones que han prohibido estas actividades. El coste de estos abusos es muy alto. Lluis Magriñà se pregunta “¿qué futuro tiene una sociedad cuya juventud sin educación y cuyas vidas han quedado marcadas por el abuso o el reclutamiento en ejércitos?”.

Casi la mitad de los refugiados de todo el mundo son niños o jóvenes. Hoy, queremos brindarles nuestro apoyo y rendir tributo a su coraje, su determinación y su resistencia. En los campamentos de refugiados, a menudo en situaciones apabullantes y tras sufrir lo indecible, muchos de estos y estas jóvenes continúan mostrando su creatividad y su genuino deseo de aprender, de vivir y de contribuir a la sociedad.

Es un deber y una obligación para organizaciones como el Servicio Jesuita a Refugiados proteger a los jóvenes refugiados de tales abusos y ayudarles a conseguir que derechos como la educación, la salud así como facilitarles actividades alternativas como formación para la generación de ingresos, que les permitan caminar hacia un futuro mejor.

El refugio en nuestra memoria

Kofi Annan decía en su primera carta de celebración del Día Mundial del Refugiado, el 20 de Junio de 2001, que “los refugiados son los grandes sobrevivientes de nuestro tiempo. Muchos han superado inmensas dificultades durante años de exilio, retornando finalmente a sus devastados países para reconstruir comunidades destrozadas. Otros, nunca logran regresar a casa y deben forjar nuevas vidas en tierras extrañas. Todos ellos merecen nuestro aliento, apoyo y respeto”.

Hermosas palabras, pero todavía lejos de hacerse realidad. El Servicio Jesuita a Refugiados – España, con motivo de este Día quiere recordar que nuestro país cuenta con una triste memoria no muy lejana de refugiados y refugiadas. Y que valdría la pena no olvidarnos de ello.

Muchos refugiados españoles aún recuerdan el nefasto recibimiento que sufrieron al entrar en Francia, acabada la Guerra Civil española. Decenas de miles de nuestros conciudadanos que padecieron encierro, frío, hambre, olvido y muerte.

Hoy no son españoles. Son gentes de las naciones balcánicas, de la región africana de los Grandes Lagos, de Colombia, Indonesia, Birmania, Argelia, Oriente Próximo…

El Servicio Jesuita a Refugiados quiere, aprovechando la efeméride, alertar sobre la falta de sensibilidad ante estas personas que año tras año llegan a nuestro país: en 2002, por ejemplo, sólo se aprobaron 160 solicitudes de asilo de las 6.130 que se presentaron. Es decir España rechazó 96 de cada 100 solicitudes de asilo. ¡La cifra y el porcentaje más bajos en los últimos años!

Los refugiados y refugiadas son cada vez más conscientes de que no son bienvenidos en muchas partes. Naciones que en otros tiempos abrieron sus brazos a los refugiados – la vieja Europa, Estados Unidos o Australia –, que sin lugar a dudas cuentan con los medios para aceptar y ofrecer una calidad de vida digna a aquellos que sufren persecución en sus países, prefieren que sean otros quienes se hagan cargo de las personas que han huido.

Cierran sus puertas, so pretexto de la amenaza terrorista en un momento en el que como consecuencia directa o indirecta del 11 de septiembre de 2001, el número de refugiados se ha incrementado en 4,3 millones.

El SJR alerta, por otra parte, de que no debemos olvidar que, por ejemplo, quedan que hay más de 600.000 desplazados en Serbia y Montenegro, que huyeron de Croacia, Eslovenia, Bosnia y Herzegovina durante los conflictos que sumieron la región en el pasado decenio. La cifra de refugiados y desplazados de Bosnia y Herzegovina es 386.210; la de Croacia, 23.520; la de Macedonia, 8.690. La guerra terminó pero muchos de los refugiados y desplazados no han podido regresar todavía a sus hogares.

En cualquier caso, y como recuerda el director internacional del SJR, Lluis Magriñà “el 20 de junio, Día Mundial del Refugiado, nos brinda la ocasión de reflejar y alertar sobre el clamor de unos 50 millones de refugiados y desplazados en todo el mundo”.

Página web:


 Imprimir

:: Últimas noticias
Greenpeace advierte del aumento de la intensidad de los incendios forestales por el cambio climático - Freenpeace - 24.08.2009

Greenpeace continúa en Groenlandia su expedición para mostrar los impactos del cambio climático - Greenpeace - 23.08.2009

4.000 ciudades en todo el mundo participan hoy en la Hora del Planeta de WWF - WWF/Adena - 28.03.2009

PSOE y PP se adhieren a La Hora del Planeta de WWF - WWF/Adena - 28.03.2009

Reacción de Greenpeace ante el auto del -caso Prestige- - Greenpeace - 22.03.2009


 
 
 
 
 


Aviso Legal | ¿Quiénes Somos? | Radiosolidaria.org | Apadrinamientos
Príncipes y Princesas | InsideMatrix.net | Darfur 500 | Coleccionismo solidario.org
©2001-2010 Asociación Mundo Solidario Cooperación al Desarrollo Global
08820 El Prat de Llobregat, Barcelona (España)

Creación y diseño página web - Tucan IT